En exteriores

Las molduras para exteriores le permiten materializar elementos decorativos sobre frentes y fachadas de modo rápido, económico y sencillo; en lugar de laboriosas realizaciones en hormigón o mampostería.

Características generales


•Resistentes a la intemperie y a los impactos.
•Ultralivianas y de fácil aplicación.
•Resuelven, de modo rápido y económico, el diseño de fachadas, con solo pegar y pintar.
•Su núcleo de EPS aporta una solución a deficiencias por puentes térmicos.

Aplicación

•La superficie sobre la cual se realizará la aplicación (hormigón, mampostería, revoque, placa cementicia o de yeso para exteriores) deberá ser firme, perfectamente limpia, libre de polvo, sin pintura ni grasa.
•Utilizar adhesivos para exteriores de base acrílico-comenticia.
•El adhesivo debe ser colocado sobre toda la superficie de la moldura, utilizando una llana dentada.
Para asegurar una buena adherencia, mientras el adhesivo está todavía fresco, aplicar la moldura con un regular movimiento lateral, mientras se ejerce una presión uniforme sobre todo el largo de la moldura.
•En caso de ser necesario, y para molduras de mayor tamaño, utilizar una fijación (tornillo, tarugo o broca) o una ménsula de apoyo para mantener una buena alineación de la moldura durante el fraguado y secado del adhesivo. Inmediatamente finalizada la aplicación, remover los excesos de adhesivo.
•Los tramos de moldura se pegan entre sí, aplicando el mismo adhesivo sobre ambas caras laterales.
Una vez completada la aplicación, sellar la unión entre molduras y la junta de contacto con el muro para impedir la entrada de agua.

Características técnicas

Las molduras para exteriores tienen un alma de EPS de alta densidad, dificilmente inflamable, y cobertura de protección acrílico-cementicia, ideal para su aplicación en frentes y fachadas.

CRC

Recubierta con una capa acrílico-cementicia, resistente a los rayos UV y a las inclemencias climáticas, posee una textura similar al revoque ya lista para recibir una acabado de termincaión.

CMR

Incluye, bajo la capa acrílico-cementicia, una malla de refuerzo de fibra de vidrio anti-álcalis, que le otorga elevada resistencia mecánica. Recomendada para aplicaciones en alturas inferiores a dos metros, zonas con frecuente o intensa caída de granizo o espacios sujetos a eventuales impactos mecánicos.

| Volver |